¿HÉROE O VILLANO?

¿HÉROE O VILLANO?

domingo, mayo 27, 2018

EL CERDO Y LA CERDA ESTAN PROHIBIDOS PARA LOS JUDIOS Y A ESTA LE DAN PREMIO

AQUI VIVO YO



El Atún Rojo pasa el invierno alimentándose en las aguas frías del Atlántico Norte pero cuando llega el verano algo pasa en sus cabezas. El instinto los hace desplazarse en masa hacia el sureste buscando las fuertes corrientes que entran como un río furioso en el Mediterráneo. Cientos de miles de estos nadadores y cazadores prodigiosos entran en las aguas cálidas para volver a los lugares donde nacieron a reproducirse (en lugares como las Islas Baleares, Sicilia, Cerdeña o las Islas Griegas). Pero para llegar a su destino deben pasar por el estrecho de Gibraltar. Y ahí lo esperan los hombres a bordo de sus barcos para hacer del mar una verdadera carnicería que tiñe las aguas de rojo. La Almadraba es una técnica milenaria de cerco y pesca que convierte al Estrecho en una especie de museo viviente de costumbres ancestrales. Porque el camino del atún lo conoce el pescador desde tiempos remotos.
Los restos de Baelo Claudia (N-340, km 70; Tel: (+34) 956 106 797; Ver Horarios ; E-mail: baeloclaudia.ccul@juntadeandalucia.es Folleto en PDF ) emergen sobre las arenas de la espectacular Playa de Bolonia, una de las más bonitas y salvajes de la Provincia de Cádiz. La ciudad, en sus momentos de máximo esplendor entre los siglos II a.C y 2 d.C, era uno de los municipios romanos más ricos del imperio. Era el principal puerto de conexión entre el sur de Hispania y el norte de la Mauritania y controlaba buena parte del comercio entre las dos orillas del estrecho. Pero la verdadera riqueza de Baelo Claudia era ese atún que cada año pasa por el estrecho en su camino de ida y vuelta. A pocos metros de la playa aún se pueden ver las pocetas de la potente industria de salazones de pescado de la antigua ciudad que exportaba pescado salado y garum (una salsa a base de vísceras de pescado en descomposición que era lo más en las mesas más refinadas de Roma) a todos los rincones del imperio.
Restos de la ciudad romana de Baelo Claudia. Carole Raddato (CC)
Restos de la ciudad romana de Baelo Claudia. Carole Raddato (CC)
Baelo Claudia es un muy buen ejemplo de urbanismo romano. La ciudad es pequeña, pero cuenta con todos los atributos clásicos de las urbes de la época: una muralla que rodea la ciuidad; edificios públicos como un teatro, termas y basílicas vinculadas al gobierno de la ciudad; un foro; zonas residenciales; acueductos; tarbernaes (tiendas)… La visita es amena. Un pequeño museo de sitio nos ayuda a comprender la ciudad a través de las piezas que se han recuperado en las excavaciones, cuidadas reproducciones y buen material informativo. Y lo mejor es que puedes compatibilizar la visita con un chapuzón en la Playa de Boloniay un paseo por el enorme campo de dunas que cierra el extenso arenal en su extremo oeste. Pero lo mejor de este punto de la costa gaditana es que ayuda a comprender naturalmente y culturalmente lo que ofrece esta comarca del sur de España. Todo empezó con ese atún del que hablábamos. Un animal formidable que trascendió su significante natural para convertirse en algo que impregna la cultura del lugar.
La almadraba de hoy se hace en alta mar a la manera 'levantina'. Julio González (EFE)
La almadraba de hoy se hace en alta mar a la manera 'levantina'. Julio González (EFE)
Lo llaman la costa de los atunes. Un pequeño tramo de costa que queda delimitado por los arenales de Conil de la Frontera (al oeste) y la mítica Tarifa, ciudad fuerte que sirvió tanto como escenario de heroicas defensas como de punto de inicio de oleadas invasoras. Todo un símbolo que ocupa el punto más meridional de la España peninsular. Entre ambos puntos, separados por apenas 60 kilómetros por carretera (muchos menos si uno se aventura por las pistas de tierra de la costa), se suceden las playas kilométricas de arenas rubias; los pueblecitos blancos de pescadores; las torres y castillos y los pequeños bosques a orillas del mar. Un lugar bonito que se deja querer dese el primer momento. Uno de esos lugares que quedan como testigos solitarios de lo que tuvo que ser la costa española antes de que el cemento y el ladrillo entrara a saco a destruirlo todo.
El faro de Trafalgar desde los acantilados de Barbate. @crisgarme (CC)
El faro de Trafalgar desde los acantilados de Barbate. @crisgarme (CC)
Dicen que la de Zahara de los Atunes era la mejor almadraba de la zona. Almadraba que en árabe quiere decir lugar de lucha. La técnica era simple; los barcos acosaban a los atunes en su paso por el estrecho empujándolos contra la costa. En los arenales limpios de escollos y de gran extensión se instalaba un complejo mecanismo de cercos y redes que encerraban a los peces que eran, literalmente, abatidos a palos. Entre San Marcos (25 de abril) y San Pedro (29 de junio) se desarrollaba la temporada de pesca. En Zahara, la industria era controlada por la casa nobiliaria de Medina Sidonia que levantó en el pueblo elCastillo de Jadraza, una fortaleza casi de ‘fortuna’ que servía tanto para defender la plaza de piratas berberiscos como de fábrica de salazones. Aquí se troceaban los peces, se salaba su carne y se envasaba en grandes toneles para su distribución.
El pueblo blanco de Conil de La Frontera desde la playa. Basilievich (CC)
El pueblo blanco de Conil de La Frontera desde la playa. Basilievich (CC)
Hoy las almadrabas se hacen mar adentro; al estilo levantino. Pero aún se hacen. Y en pueblos como la misma Zahara de los Atunes, en Barbate o Conil de la Frontera, el atún no sólo es una parte importante de la economía de la zona: es un elemento central de la cultura popular que marcó prácticamente todo lo demás. LaChanca de Conil (Calle Almadraba, sn; Tel: (+34) 956 440 911; Ver Horarios ; E-mail: info@lachancaconil.es), como sucede con el Castillo de Jadraza, funcionó como factoría atunera desde el siglo XV hasta 1934. La almadraba de Conil también estaba en manos de la casa de Medina Sidonia, que afianzó buena parte de su poderío económico con el control de las pesquerías de esta parte de la costa andaluza. Hoy, la vieja Chanca de Conil de La Frontera es un interesante museo que gira sobre el papel que el atún tuvo y tiene en toda la comarca. Y es una buena manera de empezar a entender el por qué de esa influencia que aún se deja notar. Conil de la Frontera también es ciudad de importancia: con un casco histórico blanco y bonito con torres solariegas (de la familia Guzmán) y una bonita iglesia con elementos neoclásicos y barrocos.
Playa de la Yerbabuena, una de las m{as bonitas de Barbate. Tony Fiero
Playa de la Yerbabuena, una de las más bonitas de Barbate. Tony Fiero
Desde el puente de la desembocadura del Río Salado parte el sendero que llega hasta el Cabo Trafalgar (en coche se va por la CA-2144). En medio están las playas de Castilnovo –con una antigua atalaya medieval-, El Palmar y Zahora que sirven de adelanto a lo que nos vamos a encontrar; un extenso campo de dunas y playas alucinantes que sirven de marco idílico a un lugar marcado a fuego en la historia de España. Aquí murió Horacio Nelson, pero también el Imperio Español, que se desmembró poco después de que los barcos de la armada sucumbieran en una de las más grandes batallas navales que recuerdan los tiempos . Hoy es difícil imaginar que en un lugar tan tranquilo y bonito se hundió el poderío naval español. Pero un paseo por las playas y cantiles pone de manifiesto que estas no fueron costas tranquilas; pueblos amurallados, castillos y atalayas hablan de un pasado convulso en el que las costas mediterráneas eran algo así como un ‘telón de acero’ entre la Europa cristiana y el África musulmana. No es mala idea subir losAcantilados de Barbate hasta las torres del Tajo y de Meca . El paseo merece la pena; atraviesa el denso Pinar de la Breña que se eleva sobre la costa gracias a un cantil que se eleva hasta los 115 metros de altura. Desde aquí, las vistas sobre el Estrecho de Gibraltar son impresionantes. Y se pueden ver las torres y atalayas que custodian la costa en sucesión. Atalayas que servían para vigilar el horizonte, detectar peligros a distancia y mandar las malas noticias de manera inmediata a través de señales a largas distancias. Torres por todos lados; a poniente Castilnovoy a Levante La Plata (dónde también hay un búnker de la Segunda Guerra Mundial) y Cabo de Gracia. Y otras muchas más allá formando una red que, prácticamente, abarca toda la costa.
UNA PEQUEÑA GUÍA DE TARIFA .- Plaza fuerte desde tiempos remotos. La Isla de Las Palomas es toda una lección de arquitectura militar desde la Edad Media hasta prácticamente antes de ayer. Viejos muros conviven con las baterías de cañones del XV para adelante y con los búnkeres que se construyeron durante la Segunda Guerra Mundial. Y es que estamos en la punta sur de Europa; por delante 14 kilómetros de agua y las costas de África. Una posición estratégica que explica la historia de la ciudad a lo largo de los siglos.
Muros del imponente Castillo de Guzmán El Bueno de Tarifa. Pepe Rodríguez Cordon (CC)
Muros del imponente Castillo de Guzmán El Bueno de Tarifa. Pepe Rodríguez Cordon (CC)
No es de extrañar que lo más imponente de Tarifa sea el Castillo de Guzmán el Bueno (Guzmán el Bueno, sn; Tel: (+34) 956 684 689; Ver Horarios ) una fortaleza de origen califal (esto es de la época del Califato de Córdoba –se empezó a construir en el año 930-) que en sus cimiento tiene piedras de una antigua fortificación romana. Esto es, una auténtica maravilla. El castillo fue ampliado y mejorado en sucesivas ocasiones hasta el siglo XVI, pero sigue siendo uno de los mejores ejemplos de arquitectura militar califal en Andalucía. Las murallas rodean buena parte del casco histórico de la plaza; con puertas monumentales como la Puerta de Jerez y grandes torres que bien rematan los muros o sobresalen acá y allá entre las casas blancas. Muros que hablan de tiempos difíciles; pero las almenas de ayer son hoy paseos como el Mirador de África(justo desde donde venían las amenazas) o animadas plazas como La Alameda. Y puertas adentro, blanco. Blanco impoluto.
Portada de San Mateo Apóstol en Tarifa. Andrew Nash (CC)
Portada de San Mateo Apóstol en Tarifa. Andrew Nash (CC)
Tarifa es uno de esos pueblos blancos gaditanos. Una antigua medina árabe con sus callejones imposibles, sus esquinas imposibles, sus casonas solariegas y suspreciosos patios -muchos de ellos abiertos al público-. Una ciudad que se da pocos respiros en forma de plazas o grandes edificios. Si te gusta la buena arquitectura tienes que darte una vuelta por San Mateo Apóstol (Sancho IV el Bravo, 8) precioso edificio gótico construido sobre la antigua mezquita mayor y por San Francisco de Asís (Plaza del Ángel, 3) que alterna arranque barroco y remate neoclásico. Nosotros somos mucho de ir a los abastos locales y el Mercado Público(Calle Colón, 5) merece la pena. Sobre todo a primera hora de la mañana, cuando los puestos están repletos de pescados y mariscos frescos, frescos. La Playa del Lance es enorme y también una de las mecas españolas del kite surf y el wind surf. Y desde el puerto salen excursiones a las aguas del estrecho para ver delfines y ballenas (es frecuente ver orcas).

IL MORTO CHI PARLA


Mariano Rajoy entrevistado en Herrera en Cope
Mariano Rajoy, entrevistado en el programa 'Herrera en la Cope.'
MI ALTOCARGO Y YO

Rajoy abrazando a su cadáver Rajoy

'Rajoy no solamente no se ve muerto sino que se viene arriba con el espejo la aprobación de los presupuestos y se lanza amarillo de ira contra el bello Sánchez'


Hace apenas un rato vimos y escribimos (hoy toca el mayestático) a/de Rajoy abrazando el cadáver de Cristina Cifuentes en Sevilla. Tal vez fue el cadáver de Cifuentes el que se abrazó a Rajoy buscando un último aliento. La pobre, que ya se veía que no tenía remedio, en su desesperado afán por fintar la guadaña. Daba igual. Estaba muerta y todos se habían dado cuenta menos ella. Y no es una licencia poética.
En uno de sus mejores inventos, Muñoz Molina trata al espejo como el peor de los asesinos: te va matando sin que te des cuenta cada vez que te pones frente a él, engaña a tus ojos porque siempre te ves igual. Uno de los más brillantes coach que tuvimos en nuestro máster (asistencial), aseguraba que la mayoría de las organizaciones empresariales y políticas no se organizaban para ser eficientes sino para darle satisfacción al jefe. Esto es, los empleados de las grandes organizaciones como un Gobierno, desde la vicepresidenta hacia abajo, hacen cada hora, cada minuto, el trabajo del espejo de Muñoz Molina para que el jefe no perciba su mortal hundimiento, la piel cadavérica de sus discursos.
Vimos a Suárez (eso sí, éramos unos chaveas), creerse que podría tener una segunda vida en un partido que se inventó para perpetuarse a sí mismo. La verdad es que era un cadáver muy simpático y decía cosas como “la próxima vez me aplaudís menos y me votáis más”, porque la gente tenía el buen rollito de ir a sus mítines con el alegre sentimiento de estar asistiendo a la función de un vivo muy muerto o de un muerto muy vivo.
De Zapatero sabemos que estuvo (al menos) los dos últimos años de su segunda legislatura paseándose con su propia cabeza en los escenarios. Su cuerpo enjuto parloteaba con ella y entrambos se contaban piadosas mentiras sobre los brotes verdes que la pija ministra Garmendia se inventaba para agradar en el funeral que ya le habían celebrado con las más despiadadas esquelas los salvajes jinetes de la Brunete mediática.
Como los muertos no aprenden de los otros muertos, tenemos ahora en cartelera el penoso espectáculo de Rajoy abrazado a su propio cadáver Rajoy con Soraya de asistente. El espejo de Rajoy le devuelve la imagen de un muerto que es mismamente Rajoy, pero Rajoy no solamente no se ve muerto sino que se viene arriba con el espejo la aprobación de los presupuestos y se lanza amarillo de ira contra el bello Sánchez, que ha desplegado el veneno de la moción de censura, no se sabe si a modo de sutilísimo perfume de estrategias o de primeros pasos para su propia, tercera y última derrota, que es el morir, dijo el poeta.
Rajoy es y está un político bien muerto pero se abraza a su cadáver para construir una realidad paralela con la que negar los funerales. Habría sido hermosa incluso una dimisión redentora y teatral. Pero ha preferido el espejo de Muñoz Molina y las toneladas de basura argumental de sus ministros mintiéndole mientras se preparan  sus propios entierros, algunos llamando a la puerta de Ciudadanos.

sábado, mayo 26, 2018


Dime a quién votas y te diré qué ‘fake news’ te crees


Pensamos que tomamos las decisiones de manera racional, pero no es así. La tendencia política de cada ciudadano influye en su actitud frente a las falsas informaciones. Ante datos que ponen en tela de juicio al partido en el que confiamos, somos más críticos que si perjudican a la oposición. Incluso en cuestiones científicas priorizamos nuestro referente gubernativo a las verdades contrastadas.

Laura García Merino | 
<p>Un estudio recién publicado en <em>Nature Climate Change </em>confirma el fuerte vínculo entre el conservadurismo en EEUU y el negacionismo del cambio climático. / <a href="https://www.flickr.com/photos/gageskidmore/8566717881" target="_blank">Flickr</a></p>
Un estudio recién publicado en Nature Climate Change confirma el fuerte vínculo entre el conservadurismo en EEUU y el negacionismo del cambio climático. / Flickr
El Gobierno vasco temía en 2014 los supuestos peligros que provocaban las antenas de telefonía. En 2010, cuando era ministra de Sanidad, Leire Pajín lucía en su muñeca un trozo de silicona y plástico al que se le atribuían cualidades milagrosas, la Power Balance. En la misma cartera, Ana Mato propuso sustituir medicamentos para afecciones leves por ‘alguna cosa natural’ y en 2015, Pablo Iglesias pidió a la Unión Europea que reconociese la hipersensibilidad electromagnética como enfermedad, ignorando que realmente no existe.
Ninguna de estas actuaciones tiene base científica.

Las pseudoterapias en España

La población española, según demuestra el informe de Percepción Social de la Ciencia publicado en 2016 por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), no tiene clara la diferencia entre la medicina y las pseudoterapias, aquellos tratamientos que no están validados por el método científico. Su uso ha aumentado en los últimos años en las sociedades postindustriales.

Un informe posterior muestra que la política está más relacionada de lo que creemos con las
 fake news sobre salud y ciencia. El último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) preguntaba a los encuestados si utilizaban alguno de los 20 remedios que registraba el cuestionario, entre los que se encontraban la acupuntura, la homeopatía, la sanación espiritual o las plantas medicinales.De los 6.300 encuestados por la FECYT, a la hora de tratar una enfermedad grave un 26% aseguró que se informaría por su cuenta; un 37%, que la opinión de un profesional médico no sería determinante y un 33% tendría en cuenta la recomendación de amigos y familiares.
Según demuestran los datos, entre los consumidores de estas pseudoterapias hay más mujeres que hombres, más personas con estudios universitarios o de formación profesional y más votantes de izquierdas que de derechas.
Identificarse con un grupo político es una decisión voluntaria y personal. Según nuestros criterios, seremos afines a aquel partido que defienda una visión del mundo similar a la nuestra. Y, como se aprecia en los datos anteriores, la adhesión ideológica también determina nuestra postura respecto a cuestiones en las que el grupo político se declara a favor o en contra.
Así lo confirman Andrea Pereira, investigadora del Social and Organizational Psychology Institute de la Universidad de Leiden (Países Bajos), y Jan J. Ban Bavel, del Perception an Evaluation Laboratory en Nueva York: dependiendo de a quién votemos nos tragaremos o no distintas fake news.

¿De qué lado está la ciencia?

La ideología influye en la opinión sobre temas relacionados con la ciencia. En la política estadounidense, que enfrenta a republicanos y liberales, el ejemplo más claro es el debate sobre el cambio climático, pero también la evolución, las células madre, las vacunas o la energía nuclear.
“Mientras que los liberales son más igualitarios, los conservadores dan más importancia a la libertad”, explica a Sinc Elizabeth Suhay, politóloga en la American University de Washington (EE UU) y especialista en opinión pública y conocimiento científico. “Las personas que sienten un fuerte compromiso con uno u otro valor se enfrentan a la información científica de forma sesgada”.

“Pero también se dan ejemplos de información sesgada en el sector liberal”, continúa la experta. “La tendencia de las personas que se identifican con este grupo político es creer que la orientación sexual tiene origen genético”. Según la experta, algunos utilizan esta creencia para exigir un trato igualitario a las personas del colectivo LGTB. Sin embargo, hay muchas otras razones para reivindicar esta igualdad sin necesidad de recurrir a un argumento científicamente dudoso.
La investigadora explica que, por ejemplo, el debate sobre el cambio climático depende en gran medida de la preferencia política. “Los conservadores suelen negar este problema medioambiental, ya que contrarrestarlo supone unos costes extra a las empresas. Por eso la regulación económica de esta tendencia política en el área es crítica”, comenta Suhay. Un estudio recién publicado en Nature Climate Change confirma el fuerte vínculo entre el conservadurismo en EEUU y el negacionismo del cambio climático.
“Al final, la política se relaciona con la ciencia porque es poderosa. Este poder hace que todos quieran tenerla de su lado, interpretando la información de la forma que más conviene a su colectivo”, concluye Suhay.

Cuestionando la libertad de elección

Al razonar y tomar decisiones, las personas cometemos errores de manera sistemática y en la misma dirección. Estos deslices del inconsciente, los sesgos cognitivos, son difíciles de detectar, sobre todo en uno mismo.

Uno de los contextos más comunes donde estos sesgos ponen la zancadilla es la política. Hay veces que el sentimiento de pertenencia a un grupo es tan fuerte que consigue que nuestra cabeza funcione diferente ante un mismo dato. “Eso es mentira”, contestarían los votantes adscritos al partido perjudicado. “Evidentemente, es cierto”, suele ser la respuesta de los afines a la oposición.
“En el laboratorio usamos experimentos diseñados específicamente para localizarlos”, explica a Sinc Helena Matute, catedrática de Psicología Experimental en la Universidad de Deusto y directora del Laboratorio de Psicología Experimental. “En ellos proponemos actividades y observamos que todo el mundo comete los mismos errores al hacerlas”, cuenta la experta.
Así lo explica Matute: “Si una noticia falsa muestra a nuestro partido en apuros, la identificamos como tal y recordamos sin problema lo que ocurrió realmente. En el caso de una noticia amañada que perjudique al partido de la competencia, no ponemos nada en duda. A veces hasta creemos recordar que los hechos fueron tal y como nos los están contando”.

“Los míos siempre llevan la razón”

Para comprobar hasta qué punto actúan estos errores del inconsciente, Drew Westen, director de Psicología Clínica en Emory, lideró en 2006 un estudio con motivo de las elecciones presidenciales estadounidenses de 2004.

Los investigadores observaron que las partes del cerebro que se activaron en los votantes partidistas fueron las asociadas a la regulación de las emociones, no al razonamiento. No se trataba de una respuesta cerebral racional, sino emocional.
En el experimento, los votantes demócratas se enfrentaron a afirmaciones contradictorias de John Kerry y los republicanos, de George W. Bush. A la par, se les hizo una resonancia magnética funcional (fMRI, por sus siglas en inglés).
Según Van Bavel y Pereira, la necesidad de pertenecer a un grupo, en este caso político, podría explicar esta reacción y por qué las fuentes de información veraz no son motivo suficiente cuando los datos, o bien los proporciona el propio partido, o bien tratan aspectos negativos de este.

Sentimiento de pertenencia

“Por un lado, todos perseguimos metas sociales. Los partidos políticos permiten cubrir este tipo de objetivos y otras necesidades psicológicas”, declara a Sinc Pereira. “Por otro lado, perseguimos la precisión, el conocimiento exacto sobre el mundo”.
Según la investigadora, la importancia que una persona da a una u otra meta (pertenencia social y conocimiento fiable) cambia según las diferencias individuales y el contexto que rodee la situación comunicativa.
Las investigaciones por neuroimágenes analizadas en el artículo de Van Bavel y Pereira revelan que al proporcionar sentimiento de pertenencia y ayudar a la definición de uno mismo, la unión a una corriente política refuerza nuestra identidad.
Los expertos explican que en estos casos, interpretar información falsa como verdadera es el resultado de dar prioridad a la identidad e ideología frente a la precisión y fiabilidad. O dicho de otro modo, hay quienes prefieren las ideas que defiende un partido político por encima de la calidad de las fuentes de información.

Ni las evidencias son motivo suficiente

Así lo demostraron Brian Schaffner, profesor de Ciencias Políticas en la Universidad de Massachusetts (EE UU), y Samantha Luks, directora general de Investigación Científica en la firma internacional YouGov. En un experimento mostraron a 1.388 personas dos fotografías: la multitud que acudió al discurso inaugural de Obama y la que lo hizo a la de Donald Trump.
Aunque era evidente que en la primera se veía más gente, el 15% de encuestados adeptos del actual presidente de EE UU respondió que era la segunda.
Los resultados de estas encuestas, publicadas en The Washington Post, muestran que aquí no vale ni el “si no lo veo, no lo creo”. La fidelidad al partido llega a ser más importante que la evidencia e incluso que la afinidad ideológica real que tenemos con este.

Tal y como afirman en su artículo Van Bavel y Andrea Pereira, en los sistemas políticos dominados por dos grupos enfrentados, como el de EE UU, la intensidad de su influencia aumenta al crearse un sentimiento generalizado de un ‘nosotros’ contra ‘ellos’. 
“Si no hubiera disputas políticas, cualquier persona que hubiese observado la fotografía hubiera visto más multitud en la tomada durante el discurso de Obama. Sin embargo, algunos seguidores de Trump utilizaron la situación para expresar su apoyo por el presidente estadounidense antes que contestar a la encuesta objetivamente”, explicaban en el diario americano Schaffner y Luks.
“Tener fuentes de información de calidad no nos resulta suficiente si pensamos que las personas que las producen pertenecen a un grupo distinto al nuestro”, explican los autores. “Puede que la oposición disponga de mejores escritores, periodistas y estándares editoriales, pero da igual. Dejamos de valorar estas garantías informativas y nos concentramos en lo que dice nuestro partido”.
Los votantes pueden experimentar disonancia cognitiva cuando se enfrentan a un fallo de su partido, explica Pereira. A veces, en lugar de cuestionar a nuestros líderes, acabamos reforzando nuestro apoyo para no poner en peligro el esquema de valores que nos sirve de apoyo en la vida.
La única solución, según la experta, es proporcionar información que no cree incertidumbre. “Enriquecer y contrastar la información, así como proporcionar una explicación más amplia de las noticias, sería una forma efectiva de corregir la tendencia a creer lo que me dicen que crea”.

PRONTUARIO POLICIAL PPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPP

viernes, mayo 25, 2018

"YO TAMBIÉN SOY INDIO" SAN MARTÍN A LOS PEHUELCHES.........Y LOS CLASEMIERDA PORTEÑA LO OCULTAN


A propósito del 25 de mayo de 1810


El sentido de la celebración del 25 de mayo de 1810 está en disputa como sucede con todos los hechos históricos que han tenido importancia en la historia de nuestro país. El hecho de que la burguesía se lo haya apropiado, que distintas dictaduras militares y gobiernos antipopulares, hayan tratado de justificar sus fechorías invocando “el espíritu de mayo”, no debería replegar nuestra reivindicación  política desde una perspectiva popular.

El sistema capitalista necesita para reproducir su dominación  disputar el sentido de todas aquellos hechos o símbolos que en el imaginario popular merezcan respeto. Lo único que la  burguesía  no disputa  es lo marginal, lo que no tiene ningún valor para el pueblo. Esto no conduce a la idea de que lo marginal es valioso. Incluso hay numerosos ejemplos de hechos o ideas que mientras fueros marginales no merecieron ninguna atención por parte de la burguesía, pero que, en la medida que fueron ganando adhesiones y generando incidencia en el terreno cultural o político,  fueron disputadas por las políticas de dominación. A modo de ejemplo en la rebelión popular de 2001 fue importante la consigna de Cambio Social, y años después el macrismo retomó la idea del Cambio y la convirtió en el centro de su plataforma de propaganda política.

La revolución de mayo constituyó un primer paso en la independencia nacional donde llegaron a la Junta de Gobierno que desplazó al virrey Cisneros dos tendencias políticas que en el corto plazo se revelaron como inconciliables. Una tendencia política que expresaba los intereses de la burguesía comercial porteña vinculada a la exportación de cueros y otras materias primas y a la importación de productos manufacturados desde la metrópoli española. Desde esos intereses la revolución significaba “abrirse al mundo”, ampliando su negocio de intermediación a las nuevas potencias emergentes (Inglaterra, Países bajos, Francia), ampliación de negocios que ya habían iniciado de manera ilegal mediante el contrabando.
La otra tendencia política, a quienes los servicios de inteligencia reales denominaban “los tupamaros”, por que reconocían en su proyecto el antecedente histórico de la  sublevación de Tupac Amaru y porque sus principales dirigentes Moreno, Belgrano, Castelli eran propensos  a reivindicar derechos de los pueblos originarios,  se plantearon un proyecto popular de independencia y Patria Grande, muy similar al que propusiera Simón Bolívar.  El hecho de que la tendencia morenista haya sido derrotada tempranamente en Buenos Aires  no invalida la persistencia  de los proyectos y la continuidad de sus disputas en lo que algunas vez fueron las Provincias Unidas del Río de La Plata…
El proyecto de los tupamaros, se mantuvo vigente en la existencia de la Liga Federal liderada por Artigas e incluso se radicalizó apoyándose en el sujeto de los pueblos libres (gauchos, negros cimarrones y originarios) que preexistían en su autonomía a la ruptura con el orden colonial de 1810 e incluyen propuestas concretas como el reparto de tierras,  la libertad de cultos y el federalismo. Estuvo presente en la declaración de la independencia cuando se proclamó al Cuzco como capital de la nueva nación independiente y se acordó que debía gobernar un inca.
También sobrevivió en el ejército de los Andes, cuyas hazañas solo son comparables con las del ejército de Simón Bolívar, y también en las guerrillas de gauchos y originarios lideradas por Martín Miguel de Güemes y Juana Azurduy. Dos epopeyas que se financiaron con expropiaciones y fuertes impuestos a las oligarquías locales. De allí que  Güemes,  San Martín y Juana Azurduy  fueron odiados por los ricos de Salta,  Mendoza y Potosí y terminaron sus vidas de la peor manera. Güemes entregado por los oligarcas criollos y asesinados por los realistas, San Martín exilado 26 años y Juana Azurduy, que fuera reivindicada por Bolívar y cayó en desgracia después de su muerte, terminó en una fosa común, porque era tan pobre que ni siquiera pudo pagarse su entierro.
A estas continuidades debe agregarse  la revolución paraguaya donde  se concretan en un territorio, un gobierno y un Estado organizado y durante un período prolongado de tiempo (1811-1870) las ideas  de país autónomo de Moreno, la preocupación artiguista por democratizar el uso de la tierra integrando a los pueblos originarios y la decisión de San Martín de expropiar riquezas a los propietarios acaudalados para sostener el proyecto liberador. Y finalmente corresponde hacer referencia la campaña de Felipe Varela, que reivindicando el proyecto de Patria Grande se alza contra la guerra de exterminio de la Triple Alianza.
La idea de que la revolución de mayo, fue una mera anécdota o que su proyecto liberador no  tuvo trascendencia alguna, es coherente con una visión colonial que supone que lo único realmente importante ocurre en las metrópolis y los puertos de cabecera y administración de los intereses foráneos.. Si no ocurrió en Buenos Aires, no existe.

Citando a Julio Argentino Roca

Choele Choel. 25 de mayo de 1879. La diana a las 6 AM. procedió al solemne saludo militar rendido al sol naciente de este día que marca la mas gloriosa efemérides de los argentinos. Las salvas y las melodías agitando hoy el espacio en la orilla del río Negro han sido más que una conmemoración, la continuidad o repercusión de los himnos del gran día de 1810. Este día en Choele Choel es digno día siguiente de aquel, porque inaugurar el dominio de la civilización aquí donde la barbarie ha reinado tres siglos es lo que verdaderamente puede llamarse ‘continuación de la tarea principiada el 25 de mayo de 1810’”.
Manuel Olascoaga,  Secretario y Redactor del Diario de la “Campaña del Desierto”

La conjunción de la  mirada colonial de la historia, con la premisa burguesa de que la historia la escriben los que ganan, ha sustentado  algunos mitos, muy extendidos en nuestra izquierda en su variante colonial o  posmoderna, que vinculan al “espíritu de mayo” y a la bandera de Belgrano (a la bandera de los tupamaros, la que reivindicaron Artigas, Juana Azurduy, San Martín y Guemes) a la masacre de los pueblos originarios en La Patagonia. Precisamente eso es lo que dijo  Julio Argentino Roca antes de empezar la invasión a territorio mapuche, que denomino “campaña al desierto”. Que la campaña que iniciaban para aniquilar a los salvajes la harían con el espíritu de la Revolución de Mayo  y portando la bandera de Belgrano. Le importaba tanto el 25 de mayo, que hizo coincidir la entrada de sus tropas a Choele Choele, un santuario mapuche, con esa fecha.
Es evidente que para las izquierdas mencionadas, su fuente historiográfica además de Mitre es Roca, un militar que además participo de la guerra de la Triple Alianza y de la represión a los anarquistas.
Debo reconocer al menos que estas izquierdas coloniales se han actualizado un poco. porque hasta hace algunos años uno de los historiadores oficiales del Partido Comunista Luis Sommi, reivindicaba la campaña de Roca porque favorecía el desarrollo de las fuerzas productivas, lo que creaba condiciones para avanzar hacia el socialismo.
Quienes se han tomado el trabajo en estudiar el tema desde una perspectiva popular, advierten que en las corrientes  más avanzadas de la revolución de Mayo hubo una postura dual  con respecto a los pueblos originarios
–         Por un lado reconocen derechos y se proponen integrar al proceso revolucionario a los pueblos originarios que viven dentro de  los límites del ex virreinato de las Provincias Unidas del Rió de la Plata.
–         Por otro lado reconocen y respetan a pueblos originarios que controlan territorios por fuera de los límites del territorio que gobierna o pretende gobernar la Primera Junta, y con ello se plantea relaciones pacíficas, de buena voluntad e intercambio. Plantean una relación de Nación a Nación

Sobre  la primera cuestión  es  muy interesante leer el libro “Nuestros Paisanos los Indios” de Martínez Sarasola, un historiador al que debemos una de las contribuciones más completas sobre la existencia de nuestros pueblos originarios en lo que hoy es nuestro territorio nacional.  Escribe el autor  “Un inusitado fervor indigenista se apodera de los hombres de la Revolución y los sucesivos gobiernos. En los primeros años de vida independiente se suceden una verdadera andanada de decretos, leyes, oficios y disposiciones legales de todo tipo, dirigidos a reparar la situación integral de las comunidades indígenas. Se procura borrar la imagen dejada por la Conquista y atraer al mismo tiempo a esas culturas a la causa revolucionaria”  (1)
Castelli en el Alto Perú les propone que depongan a los caciques elegidos a dedo por los españoles y que reelijan  según sus costumbres a nuevos dirigentes. En la Asamblea del año XIII los pueblos originarios son convocados a participar con representantes elegidos según sus métodos tradicionales. Esta misma asamblea  decretará el 12 de marzo de 1813, que. “…siendo la voluntad de esta soberana corporación el que del mismo modo se les haya y tenga a los mencionados indios de todas las Provincias Unidas por hombres  perfectamente libres, y en igualdad de derechos a todos los demás ciudadanos que las pueblan…
El punto más alto de integración al proyecto liberador se expresa en la Liga Federal Artiguista, que agrega a la bandera creada por Belgrano,  el color rojo que es mítico de los Charrúas y los Guaranies.
Sobre la segunda cuestión  debe mencionarse que una de las primeras medidas,
de la Primera Junta de Gobierno fue mandar una delegación, encabezad por Pedro Andrés García, a las Salinas Grandes donde se asentaba la administración de ese otro país que figuraba en algunos mapas de la época como Nación Pampa, para proponerle sostener lazos de amistad .
En el mismo tema es muy interesante el relato de la entrevista de San Martín con los Pehuenches.  Reunidos allí el General y los caciques en círculo, sentados en el suelo, aquel les dijo por intermedio del lenguaraz Guajardo:—Los he convocado para hacerles saber que los españoles van a pasar del Chile con su Ejército para matar a todos los indios y robarles sus mujeres e hijos. En vista de ello y como yo también soy indio voy a acabar con los godos que les han robado a Uds. las tierras de sus antepasados, y para ello pasaré  los Andes con mi ejército y con esos cañones. “El ejército maniobraba en aquel momento con gran aparato y la artillería funcionaba estrepitosamente, lo que exitó a los indios”, dice en sus memorias Manuel Olazábal, testigo presencial, que oyó esa frase significativa: “yo también soy indio”. —Debo pasar  los Andes por el sud —agregó San Martín; pero necesito para ello licencia de Uds. que son los dueños del país
Del otro lado de la cordillera y asegurada la independencia con la presidencia de O’Higgins, este le propone a la Nación mapuche  abrir consulados.


Además, siguiendo a Roca, como fuente historiográfica, también se cae en la trampa de comparar a la denominada “Campaña al Desierto”  con la represión a los trabajadores de la Patagonia a principios del siglo XX, o el genocidio cometido por  la dictadura iniciada  en 1976, cuando en realidad lo que se produjo fue una invasión del Estado argentino y la masacre y la anexión de territorios que no eran propios, sino que correspondían a otra Nación. En realidad se parece mucho más a la guerra contra el Paraguay, donde también hubo masacre y anexión de territorios.
Esta confusión histórica que ha instalado la derecha aporta a la  explicación de por qué en la Argentina no se ha dado la discusión que sí ha avanzado en Bolivia sobre el carácter plurinacional de nuestros países.
Sería bueno que este 25 de mayo, y tratando de desembarazarnos de los “espíritus de mayo” que nos trata de imponer la dominación capitalista, retomemos la discusión sobre la continuidad de las luchas por una independencia que sigue inconclusa aunque algunos nombres cambien: Los nuevos virreyes son los CEOS de empresas monopólicas y los auditores coloniales se llaman FMI.
Que nos involucremos en la cuestión de lo que hoy conocemos como Argentina tiene un sustrato plurinacional. Y finalmente que, haciéndonos cargo nuestras tradiciones nacionales y populares, reivindiquemos la herencia más antigua que nos legaron nuestros pueblos originarios, las semillas del Socialismo.

.
  1. Tenemos que recuperar nuestra propia historia y nuestros propios símbolos en defensa propia.
No sería  extraño que dentro de 50 años, jóvenes radicales de izquierda se nieguen a reivindicar a Darío y Maxi, porque lo asocien al gobierno que puso su nombre en una Estación de Ferrocarril, y no reivindiquen el aborto, “porque es una ley que sacó Macri”.

Patria y Socialismo

Guillermo Cieza

HOY MAS VIGENTE QUE NUNCA CONTRA EL FMI Y EL VENDEPATRIA MM