¿HÉROE O VILLANO?

¿HÉROE O VILLANO?

jueves, enero 18, 2018

QUE LO HAGA LA CRIADA O LA SIERVA

Sandra, la pelotuda
La muchacha, la sierva, la chica que trabaja en casa, la mucama, la empleada, la doméstica (sin decir empleada), la muqui, el servicio, la sirvienta, la criada, la que cocina –menos que la cocinera–, la que limpia; siempre con el artículo adelante, para señalar género y siempre un poco infantilizada, al punto de ser considerada parte de la familia pero parte de la familia que recibe órdenes. El repertorio para designar a las trabajadoras de casas particulares es tan amplio como el abanico de tareas que realizan a diario y ni siquiera es suficiente, si se presta atención se notará un leve trabalenguas a la hora de nombrar a estas trabajadoras hasta terminar en un “tocá el timbre que si no estoy te abre Susana”, que para eso está. 
Lavan, planchan, cocinan, cortan el pasto, le sacan las palomas a los calzoncillos del señor, saben cómo hacer dormir al bebé, mienten en nombre de los o las adolescentes de la casa, esperan a que la familia termine de cenar para poder retirarse, se despiertan antes que los patrones para poder tenerles el desayuno listo y, por supuesto, están en la puerta de la quinta para abrirle el portón al señor de la casa antes de que él llegue a parpadear bajo amenaza de ser insultada –aunque la palabra “puteada”, sería más apropiada ya que el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, poco sabe de qué sensibilidades podría herir con sus diatribas sexistas, no pidamos tantos. 
Es curioso, pero en nuestro país, sigue existiendo el trabajo “cama adentro” –otro eufemismo para no hablar de expropiación del tiempo libre– y son las familias más adineradas las que echan mano de este “recurso” y, créase o no, pagan los sueldos más bajos porque los completan con las cuatro comidas y la ropa de marca que heredan de las señoras de la casa. Basta para comprobarlo llamar a cualquier agencia de empleo de las que abundan en los barrios de la zona norte de la ciudad de Buenos Aires o preguntarle a cualquier mujer en el colectivo, con muy altas chances de que alguna conteste en primera persona ya que el 20 por ciento de las mujeres que trabajan están empleadas en casas particulares aunque siete de cada diez no estén registradas como trabajadoras y por lo tanto no tienen obra social ni aportes jubilatorios –ni chances de entrar en una moratoria provisional porque la reciente reforma las aleja todavía más de un descanso con ingresos mínimos. 
Es la división sexual del trabajo, estúpida, podría decir con razón una feminista cualquiera para explicar porque un ministro que dice combatir el empleo no registrado no cumple con las generales de la ley que se sancionó en 2013     –un triunfo para las mujeres trabajadoras y una herramienta para anotar del lado de las conquistas de género– para inscribir y hacer los aportes correspondientes al personal de casas particulares. Es que aun cuando la ley obligue, el trabajo doméstico es algo invisible, denostado, no categorizado y encima hay que hacerlo con amor –o a palos–; por algo a estas trabajadoras se las considera “parte de la familia”, al menos hasta que dejan de ser útiles o llegan tarde. Ahí es cuando serán miradas con desconfianza y acusadas de haberse quedado con las joyas de la abuela. ¿Y los insultos? ¿Por qué deberían llamar la atención? ¿No entrarían en esta misma lógica? Por supuesto, el ministro lo explica muy bien: son “exabruptos”, parte de un “diálogo personal” que además no “condicen con mi manera de actuar” y bla, bla, bla. Pero, diría la misma feminista, lo personal es político, estúpido; perdón, señor ministro.

LA MISA "MULTITUDINARIA" DEL PAPA EN CHILE

En un predio semivacío

DESPRECIO AL MAPUCHE Y VIOLADORES CATOLICOS

LOS PERONISTAS SON INCORREGIBLES,SON" PEROFILOS"

EL SUTIL RACISMO DE LOS ESPAÑOLES

Prisión para el hombre que arrolló a la menor en Fuente el Saz

Prisión para el hombre que arrolló a la menor en Fuente el Saz

El investigado sería responsable de los delitos de homicidio imprudente, omisión de socorro y contra la seguridad vial

ESTE SUDAKA ATROPELLO A UNA ESTUDIANTE Y HUYO.PERO NUNCA PUBLICAN LA FOTO,NI LO PUBLICAN EN LA PRIMERA.
SI FUERA DE VALLADOLID IRIA EN LA PAGINA INTERIOR DE SUCESOS

TRUMP NOS MANDA AL KKK


Trump designó al nuevo embajador de los EE UU en Argentina

Se trata de Edward Prado, un juez de Texas de 70 años, con gran afinidad ideológica con el Partido Republicano. Una vez que el Congreso norteamericano apruebe su pliego, viajará a Buenos Aires a mediados de 2018

La Casa Blanca, sede del gobierno estadounidense, informó este miércoles de modo oficial que el presidente de ese país, Donald Trump, eligió a Edward Charles Prado, un juez federal procedente del estado de Texas, para desempeñarse como embajador en la Argentina.
Se descuenta que el pliego de Prado será fácilmente aprobado por el Congreso de EEUU. Será el reemplazante de Noah Mamet, quien finalizó su período como embajador en Buenos Aires con la asunción de Trump, en enero de 2017.
Prado es un jurista con 35 años de experiencia en el Poder Judicial de EEUU: tiene una relación estrecha y afinidad ideológica con el Partido Republicano, sobre todo con los funcionarios que acompañaron a los dos Bush, padre e hijo, en sus respectivas presidencias. No es casual que Prado sea de Texas, al igual que los Bush.
El designado embajador estadounidense fue juez de distrito en el distrito oeste del estado de Texas y luego se desempeñó como miembro de la Corte de Apelaciones del 5º circuito durante los últimos 14 años.
Durante su trayectoria, Prado fue designado por el Tribunal Supremo de los Estados Unidos (equivalente a la Corte Suprema argentina) para presidir el Comité de Revisión de la Justicia Criminal y el Comité de la Judicatura de la Conferencia Judicial de EEUU.
La elección de Prado refleja la importancia que Trump asigna a la cuestión judicial en su relación diplomática con la Argentina. No parece un hecho menor en tiempos de Lawfare (guerra jurídica), el concepto creado por el ex mayor general de la Fuerza Aérea estadounidense y profesor de Derecho en la escuela de leyes de la Universidad de Duke, Charles Dunlap (jr).
Según informó el comunicado oficial de la Casa Blanca, Prado tuvo un paso por la vida militar, retirándose como capitán de la Reserva del Ejército. Se graduó en la universidad texana de Austin y habla español de manera fluida. El nombramiento de Prado se conoció poco tiempo después de que el secretario de Estado (virtual canciller) del gobierno de Trump, Rex Tillerson, anunciara que el presidente de EEUU visitará próximamente la Argentina.
Es probable que esta designación haya sido pensada como un gesto para descomprimir la tensión que significó el mantenimiento de las restricciones comerciales por parte de EEUU al ingreso del biodiesel argentino.
En apenas una semana, Trump y Macri coincidirán en la nueva edición del Foro Económico Mundial que se celebra todos los años en la ciudad de Davos, Suiza. 

LANZAROTE CASI DESAPARECE


El rastro químico puede leerse en los anillos de los árboles

La erupción de Timanfaya dejó huella en los bosques de los Pirineos

  • .
En septiembre de 1730, la tierra se abrió en Timanfaya. La lava corrió durante seis años, sepultó nueve pueblos y modificó por completo la isla de Lanzarote. Los cambios atmosféricos que provocó hace siglos aquella erupción o la del Tambora, en Indonesia, que ocultó la luz solar durante meses, también dejaron su rastro en los bosques centenarios ibéricos.
.
<p>Parque Nacional de Timanfaya / <a href="https://www.flickr.com/photos/anieto2k/" title="Ir a la galería de Andrés Nieto Porras" target="_self">Andrés Nieto Porras</a></p><p> </p>
Parque Nacional de Timanfaya / Andrés Nieto Porras

El rastro químico de los gases que liberaron a la atmósfera las erupciones volcánicas de los siglos XVIII y XIX puede identificarse hoy día en los bosques más antiguos de coníferas de los Pirineos, revela un artículo publicado en la revista Science of the Total Environment en el que participa la Universidad de Barcelona (UB).
Erupciones como las del volcán Timanfaya en Lanzarote –una de las más poderosas en todo el país por su duración hasta 1736 y el volumen de materiales arrojados– y el Tambora –uno de los mayores episodios volcánicos, que condujo al 'año sin verano' en 1816– desprendieron enormes cantidades de hierro que modificaron la composición química de los anillos anuales de crecimiento de los árboles pirenaicos.
Según el artículo, el estudio del registro de los anillos de crecimiento de los árboles (dendrocronología) podría ayudar a conocer la frecuencia y la intensidad de los fenómenos volcánicos en la era moderna.
El nuevo estudio, liderado por la experta Andrea Hevia, investigadora del Centro Tecnológico Forestal y de la Madera (CETEMAS), en Asturias, ha analizado los cambios temporales de la composición química en los anillos anuales de crecimiento de los árboles centenarios de los Pirineos, en especial los de los bosques subalpinos de pino negro (Pinus uncinata) de los parques nacionales de Ordesa y Monte Perdido y Aigüestortes i Estany de Sant Maurici.

Tal como explica la profesora Emilia Gutiérrez, del Departamento de Biología Evolutiva, Ecología y Ciencias Ambientales de la UB, "la información registrada por estos árboles que crecen a altitudes superiores a los 2.000 metros es representativa de los cambios globales, ya que su crecimiento no está influenciado por los efectos de las actividades humanas locales".  
La investigación ha permitido analizar por primera vez los efectos del cambio climático sobre los ciclos de nutrientes en los bosques, y ha confirmado que los bosques pirenaicos pueden registrar la huella química de episodios a nivel global (por ejemplo, las erupciones volcánicas en lugares remotos) y los efectos de las emisiones de gases a la atmósfera desde la revolución industrial.
Los expertos han analizado los cambios atmosféricos en los últimos setecientos años –con resolución anual e incluso estacional– a partir del análisis de los anillos de crecimiento de los árboles. El estudio revela un incremento del contenido en elementos como el fósforo, el azufre y el cloro a partir de 1850, cuando se inicia la revolución industrial en Europa.
También se han analizado datos de elementos químicos esenciales en el desarrollo de la madera, como el calcio. "La fijación de estos elementos en los anillos de crecimiento de la madera se ha visto además favorecida por el aumento de las temperaturas a nivel global", comenta Hevia.
 Los árboles, centinelas del cambio global en el planeta
Según el estudio, los árboles que crecen en lugares con suelos más alcalinos (por ejemplo, gran parte del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido) podrían tener una mayor capacidad de amortiguar los fenómenos de acidificación global, al contrario de lo observado en lugares con suelos más ácidos (por ejemplo, el Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici).
"El aumento de las emisiones de sulfatos y nitratos a la atmósfera puede limitar la fijación en el suelo y la absorción por parte del árbol de elementos esenciales como el calcio, el magnesio o el manganeso, entre otros, todos ellos esenciales para el crecimiento y desarrollo de los bosques", detalla Gutiérrez.
El estudio de los efectos del cambio climático en esta región y de la variación histórica de elementos químicos en los árboles puede contribuir significativamente a conocer los efectos potenciales que podrían soportar muchos de los bosques de coníferas en el siglo XXI, apuntan los autores. 
Referencia bibliográfica:
"Towards a better understanding of long-term wood-chemistry variations in old-growth forests: A case study on ancient Pinus uncinata trees from the Pyrenees", Science of the Total Environment